ACERCA DE LA ENMIENDA




¿Por qué es necesaria esta enmienda?

Los galgos tienen una desventaja desde antes de nacer. Cada año, miles de ellos son criados en números que superan a los que se necesitan en las carreras, con el afán de obtener los perros más rápidos. Estos animales sociables son forzados a pasar la mayor parte de sus vidas solos, encerrados en jaulas apiladas por 20 a 23 horas diarias. Muchos de los galgos sufren lesiones al correr, y según los registros estatales, un galgo muere en los galgódromos de Florida cada tres días. Doce de los 18 galgódromos que aún quedan en el país están en Florida. .

¿Qué logrará esta enmienda?

La enmienda 13 erradicará los galgódromos comerciales para el año 2020. Cualquier otra actividad en estos lugares no se verá afectada. Esta enmienda ayudará a miles de perros y reducirá los juegos de apuesta aproximadamente $200 millones por año.

La enmienda permitirá que los votantes de Florida logren lo que sus legisladores no fueron capaces de hacer: eliminar las carreras de galgos del estado y terminar con el ciclo de crueldad que ellas ocasionan.

¿En qué parte del proceso se encuentra esta enmienda?

La enmienda 13 aparecerá en la boleta electoral de los votantes del estado de Florida el día de las elecciones en noviembre.

¿Qué hay de malo con las carreras de galgos?

Las carreras de galgos son crueles e inhumanas, y no tienen lugar en la época en la que vivimos. Cuando surgieron por primera vez en los Estados Unidos, a principios del siglo XX, sus seguidores no sabían que cientos de miles de perros iban a morir y sufrir por estos juegos.

Desde entonces, nuestra sociedad ha evolucionado y las carreras de galgos ya no están sincronizadas con nuestros valores hacia los animales. En la actualidad, este sufrimiento innecesario es rechazado como una forma de juego o entretenimiento. De acuerdo a los registros gubernamentales a nuestra disposición, las heridas más comunes incluyen cuellos y espaldas rotas, dislocaciones, músculos rasgados y parálisis. Muchos incidentes de electrocuciones también han ocurrido cuando los perros han entrado en contacto con el señuelo mecánico de alto voltaje de los galgódromos. Algunos perros mueren en los galgódromos mientras que otros tienen que ser sacrificados debido a la gravedad de sus heridas, o simplemente porque pierden su valor como corredores.

¿No son bien tratados los perros que utilizan en las carreras?

Los galgos son forzados a soportar una vida de confinamiento, están sometidos a prácticas comunes que son crueles, sufren daños a menudo y terminan muertos. Los galgos que son utilizados en las carreras se mantienen en jaulas estrechas en las que ni siquiera se pueden parar o voltear por más de 23 horas al día. Sus camas están hechas de papel triturado o de pedazos de alfombra.

Entre el 2008 y 2018, más de 15,000 heridas de galgos se han documentado a nivel nacional. Esta cifra no es precisa porque muchos otros incidentes no tienen que ser reportados en Alabama o Florida. A pesar de la falta de transparencia en Florida, algunos reportes han salido a la luz: muchos perros sufrieron de patas y espaldas rotas y otros fueron electrocutados. Desde mayo del 2017, 64 perros se lastimaron en el Sanford Orlando Kennel Club. Incluyendo 51 perros que sufrieron de huesos rotos y tres que fallecieron.

Desde que los reportes de las muertes de perros se hicieron obligatorios en Florida en el 2013, 458 galgos han muerto. Cada tres días, un galgo muere en un galgódromo de la Florida; el 94% de ellos tienen tres años o menos.

¿Las carreras de galgos contribuyen a la sobrepoblación de perros?

Sí. Cada año, casi 10,000 galgos son reproducidos para ser utilizados en las carreras. Esta industria promueve la sobrepoblación de perros, resultando en una sobrepoblación anual de miles de animales. Estos perros desplazan a otros animales sin hogar y desvían los recursos necesarios que deberían ser usados en otros asuntos relacionados con el bienestar animal.

¿Qué piensa el público americano sobre las carreras de galgos?

El aumento de la conciencia pública de que las carreras de galgos son crueles e inhumanas, y la competición por parte de otras formas de juegos de apuestas, ha causado la disminución de las carreras de galgos a nivel nacional. Una encuesta realizada en el 2008 indicó que el 70% de la población de la Florida apoya la erradicación de las carreras de galgos.

A nivel nacional, existe un aumento de ciudadanos que se han movilizado para oponerse a las carreras de galgos y los legisladores están respondiendo a estos avances. En el 2017, el Gobernador de Arizona Doug Ducey firmó una ley que prohibía las carreras de galgos en ese estado, declarando que “el tiempo de las carreras de galgos en Arizona ha terminado. Es alentador saber que estos hermosos galgos muy pronto estarán fuera de los galgódromos y en amorosos hogares”. Otros estados que han pasado leyes prohibiendo las carreras de galgos en los últimos diez años son Massachusetts (2010), Rhode Island (2010), New Hampshire (2010) y Colorado (2014). La autorización para permitir carreras de galgos en vivo en Dakota del Sur expiró en diciembre del 2011.

¿Las carreras de galgos son inhumanas?

Sí. Aproximadamente 8,000 galgos viven en jaulas de los galgódromos de Florida. Estos edificios estrechos y largos consisten de jaulas con pisos de tierra donde los perros son colocados brevemente para hacer sus necesidades. Según los registros estatales, sus jaulas miden 91x91x107 centímetros. Sus camas están hechas de papel triturado o de pedazos de alfombra. De acuerdo a una investigación realizada por el estado en el 2006, los galgos están “normalmente confinados” de 20 a 23 horas por día.

¿Los galgos mueren en los galgódromos?

Sí. Desde que el estado empezó a registrar las muertes de los galgos en el 2013, las muertes de 458 galgos han sido reportadas. El 94% de estos perros tenían tres años o menos en el momento de su muerte. En promedio, cada tres días, un galgo se muere en un galgódromo de la Florida.

Galgos que murieron en los galgódromos de la Florida:

  • Una galga llamada B’s Moody murió el 19 de julio del 2017 luego de haberse roto una pierna en una carrera en Orange Park. Al momento de su muerte solamente tenía dos años.
  • El 25 de enero del 2016, un galgo de dos años llamado DDM’s Orion murió en Orange Park. De acuerdo a un reporte estatal, Orion “cayó al voltear, al salir del disparador” y se rompió el cuello. El veterinario del galgódromo les dijo a los investigadores que Orion “no reaccionó” y que su lesión “era fractura de cuello o de columna vertebral.”
  • Una galga de un año y medio llamada PorPorPitifullMe murió en el Palm Beach Kennel Club el 18 de noviembre del 2014. De acuerdo a las anotaciones del galgódromo, el señuelo no funcionó bien, PorPorPitifullMe trató de saltar la valla, y se electrocutó.
  • El 11 de enero del 2014, una galga de tres años llamada Al E Mony colapsó y murió después de una carrera en el Galgódromo de Pensacola. De acuerdo al reporte estatal, “ella murió antes de que pudiera ser llevada al consultorio del veterinario.”
  • Un galgo de cuatro años llamado Backwood Turner murió después de sufrir una catastrófica lesión a la espina dorsal durante una carrera en el Sanford Orlando Kennel Club, el 20 de noviembre del 2014. De acuerdo a un reporte estatal, Turner “colapsó fuera de la caja”. El veterinario del galgódromo dijo que “sufrió una ruptura en un disco de la columna vertebral”. Murió después de dos días.
  • Un galgo de dos años llamado Facebook murió después de haberse quebrado una pierna durante una carrera en el Daytona Beach Kennel Club el 31 de mayo del 2013. De acuerdo a los récords estatales, Facebook “cayó debido a una fractura compuesta”. En vez de entregarlo a una organización rescatista para su posterior adopción, el veterinario del galgódromo destruyó a Facebook.
  • El 21 de diciembre del 2014, un galgo de tres años llamado Kiowa Kay Light murió después de haberse roto una pierna durante una carrera en Orange Park. De acuerdo a un reporte estatal, Kay “sufrió una fractura compuesta en la pierna derecha trasera” y fue destruido.
  • El 30 de noviembre del 2013, una galga de dos años llamada Pretty Gorgeous, murió en Orange Park. En su carrera número 95, “se tropezó y cayó”. De acuerdo a un reporte estatal, sufrió una lesión durante la carrera y fue destruida por el veterinario del galgódromo.
  • Un galgo de tres años llamado RCK Untouchable murió luego de haberse roto una pierna en el Sarasota Kennel Club, el 12 de diciembre del 2014. De acuerdo a una investigación estatal, el examen reveló “una fractura compuesta en el tobillo derecho” y Untouchable fue destruido.

¿Los perros se lastiman en las carreras de galgos?

Sí. El estado de la Florida es uno de los dos estados, conjuntamente con Alabama, en el que no se publican récords de las lesiones de los galgos. Recientemente, el condado de Seminole aprobó una ordenanza de protección a favor de los galgos requiriendo el reporte de todas las lesiones de los galgos. Desde mayo del 2017, se han reportado 64 lesiones, incluyendo a 51 perros que sufrieron fracturas de huesos y tres fatalidades.

¿Hay otros temas de bienestar animal relacionados con las carreras de galgos?

Sí. En los últimos diez años se han documentado por lo menos 8 casos de negligencia con galgos dentro de la industria de las carreras en la Florida. El estado ha fracasado en castigar efectivamente y consistentemente a los entrenadores de galgos por violaciones relacionadas con drogas y negligencia con animales.

¿La industria de las carreras de galgos está disminuyendo?

Sí. Actualmente, las carreras de galgos comerciales son ilegales en 40 estados. Desde 1990, la cantidad de dinero apostada en carreras de galgos en la Florida ha declinado en un 74% y los ingresos públicos estatales se han reducido en un 98%. En sus mejores momentos, en 1991, se apostaban $3.5 millones de dólares en las carreras de galgos en más de 60 galgódromos, en 19 estados. Hoy en dia, quedan 18 galgódromos en seis estados con aproximadamente $500 millones apostados anualmente en todas sus formas. De acuerdo a los reportes estatales, en el 2016, los galgódromos de Florida perdieron una combinación de $34.8 millones en las carreras de galgos.

¿Las carreras de galgos les cuestan dinero a los contribuyentes de la Florida?

Sí. Según una carta del Departamento de Negocios y Regulaciones Profesionales de febrero del 2017, el ingreso total de las carreras de galgos de los años 2015-2016 fue de $2.5 millones, mientras que el estado gastó $1.58 millones en pruebas de uso de drogas en galgos y $507,000 en gastos personales. La agencia declinó informar completamente sobre los gastos personales relacionados a las regulaciones de las carreras de galgos. Según un reporte hecho para la legislatura por Spectrum Gaming Group, considerando todos los costos, el estado perdió entre $1millón y $3.3 millones en las carreras de galgos en el 2013. El ingreso estatal ha declinado aún más desde que este reporte fue publicado.

¿Les dan drogas a los galgos de carreras?

Sí. En los últimos diez años se han reportado 419 casos de galgos drogados en los galgódromos de la Florida, incluyendo 68 galgos drogados con cocaína y con resultados positivos por novocaína, lidocaína, solvente industrial DMSO, y los opioides oxicodona y oxymorfona. Los criadores de galgos afirman que los resultados positivos de cocaína se deben a contaminaciones ambientales; una teoría ridícula que nunca ha sido probada en ningún caso. El estado coincide en que este escenario es improbable: “La División encuentra que es mucho más probable que una substancia prohibida sea intencionalmente administrada por el entrenador del animal a un galgo.”

¿Se les administra esteroides anabólicos a los galgos?

Sí. Con el propósito de no perder días de carrera, se les administran esteroides anabólicos a las perras rutinariamente. En un testimonio legislativo del 2017, la Asociación de Galgos de la Florida estimó que esta droga se le administra al 50% de las perras. Esta práctica es prohibida en las carreras de galgos en Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelandia, debido a la integridad y otras preocupaciones relacionadas al bienestar animal. El manual de la industria Care of the Racing and Retired Greyhound afirma que el uso de los esteroides anabólicos puede resultar en efectos secundarios serios y dañinos que incluyen aumento de la agresividad y virilización. De acuerdo al Manual Veterinario Merck: “La supresión a largo plazo del celo mediante el uso de andrógenos no es recomendable debido a que no se ha comprobado que sea segura en las perras…. la seguridad y eficacia de las inyecciones de testosterona, como práctica común en los galgos utilizados en las carreras, no ha sido evaluada por estudios controlados y no es recomendable.”

¿Con qué se alimenta a los galgos?

Con el objeto de reducir costos, los galgos son alimentados con carne cruda procedente de animales muertos, moribundos, enfermos o deshabilitados (denominada carne 4-D por sus siglas en inglés) que no ha sido aprobada para el consumo humano. A esta carne se le añade carbón desnaturalizado para prevenir el consumo humano. La industria utiliza esta carne de calidad inferior para reducir gastos. De acuerdo al manual de la industria, esta carne es utilizada porque “es la más económica para la industria de las carreras de galgos en este momento.” El 17 de enero del 2017, 72 perros se enfermaron y un perro murió en el Stanford Orlando Kennel Club debido al uso de la carne 4-D. Un caso similar ocurrió en el 2014 en el Daytona Beach Kennel Club. Los galgos corren el riesgo de enfermarse con agentes patógenos como la salmonela y el E-coli debido a que son alimentados con carne 4-D. Los entrenadores de los galgos se niegan a cocinar la carne porque ellos piensan que ésto haría que los perros fueran menos competitivos.

¿La transmisión de enfermedades es una preocupación con las carreras de galgos?

Sí. La estructura de la industria de las carreras de galgos permite la propagación de enfermedades contagiosas. Cientos de perros viven dentro de jaulas en galgódromos, donde si un perro se enferma, muchos más quedan expuestos. El confinamiento de perros en espacios pequeños, la alta densidad de perros en galgódromos, y el transporte de perros a través de los estados para participar en carreras, permite que las enfermedades se propaguen con más rapidez. Es el escenario perfecto para la transmisión de enfermedades: animales estresados y pobremente socializados son transportados constantemente a través de la nación para promocionar las ganancias de la industria. Cuando la enfermedad se produce, se imponen cuarentenas determinadas por los dueños de los galgódromos quienes tienen poderosos incentivos financieros para hacer que los perros sigan corriendo.

¿La industria podría considerar reformas sin ser legalmente requerida a hacerlo?

No. La industria de las carreras de galgos siempre se ha opuesto a realizar reformas. La Asociación de Galgos de la Florida luchó agresivamente contra el requerimiento de reporte de lesiones y la prohibición del uso de esteroides anabólicos. Asimismo, iniciaron una demanda para invalidar una ordenanza de protección de galgos emitida por el condado Seminole y hasta lucharon para legalizar el uso de pequeñas cantidades de cocaína en los galgos.

Si las carreras de galgos se prohíben, ¿qué pasará con los galgos?

Esta medida provee un período de eliminación gradual de 26 meses, lo cual les da tiempo a las asociaciones de adopción de rescatar a todos los perros que estén disponibles. Tenemos el compromiso de asegurar que cada uno de los perros liberados por la industria encuentre un hogar de por vida.

Los cabilderos de la industria de las carreras de galgos están utilizando tácticas de intimidación para evitar que la Enmienda 13 sea aprobada. Inclusive están utilizando amenazas encubiertas sobre lo que sucederá a los galgos si las carreras de galgos llegan a su fin. Esta es una oportunidad para ayudar a miles de perros.

¿Las carreras de galgos ayudan a la economía?

No. Las carreras de galgos están en decadencia y no son sostenibles. En la actualidad, están prohibidas en 40 estados y en muchas comunidades han sido reemplazadas por formas más modernas de entretenimiento. Al estado de la Florida le cuesta más regular esta industria de lo que recibe de ella.

Desde 1990, la cantidad de dinero apostada en las carreras de galgos en la Florida ha disminuido en un 74% y el ingreso estatal se ha reducido en un 98%. De acuerdo a los reportes estatales, en el 2016, los galgódromos de Florida perdieron una combinación de $34.8 millones en carreras. El estado pierde entre $1 millón y $3.3 millones anuales en las carreras de galgos debido a costos regulatorios que exceden sus ingresos.

Desde el 2001, se han cerrado en más de 30 galgódromos en todo el país. Las carreras de galgos representan menos del 1% de las apuestas hechas cada año en los Estados Unidos. Actualmente, solo quedan 18 galgódromos operativos en los Estados Unidos; 12 de los cuales están en Florida. De hecho, la razón principal por la que las carreras de galgos aún existen en Florida es debido a una orden judicial estatal que fuerza a los galgódromos a continuar con las carreras para poder mantener las licencias en otros tipos de apuestas más lucrativas.

¿Por qué los entrenadores de galgos, que dependen de estos perros, los tratan de manera inhumana?

Esta es una industria con fines de lucro y las personas involucradas en ella siempre buscan reducir costos y maximizar ganancias. Los perros solo tienen valor si son capaces de ganar dinero para sus dueños. Si ellos ya no pueden producir dinero, es económicamente apropiado eliminar a los que no ganan carreras y seguir criando perros nuevos, lo cual perpetúa un círculo de crueldad interminable.

¿La gente involucrada en esta industria no ama a sus perros?

Las personas que aman a los perros los tratan como si fueran miembros de su familia y no como máquinas generadoras de dinero. Esta industria no está basada en el amor; está basada en sacar provecho de la miseria y explotación de los perros.

¿No es este un asunto del que debería encargarse la legislatura?

En repetidas ocasiones, los legisladores han tratado de adoptar reformas con sentido común. En dos oportunidades, el Senado ha pasado leyes que requieren el reporte de las lesiones de los galgos, pero éstas fueron eliminadas por los cabilderos de la industria. El año pasado, una ley que prohibía el uso de esteroides anabólicos pasó en la Cámara de Representantes y en el Senado, pero, una vez más, fue eliminada por los cabilderos. La industria de las carreras de galgos nunca cambiará. Ha capturado la legislatura y es por esto que los votantes deberían tener el derecho de hacer oír sus voces.

Cuando el Condado Seminole pasó una ordenanza local para requerir el reporte de lesiones de los galgos, la industria inició una demanda. Cuando dos entrenadores de galgos fueron citados a la corte por usar cocaína en galgos en oportunidades múltiples en Jacksonville, la industria contrató abogados y anuló la ley estatal de uso de drogas. Este año, los cabilderos de la industria circularon un proyecto de ley para legalizar el uso de pequeñas dosis de cocaína en los perros.

La Constitución de la Florida incluye varias referencias sobre las carreras comerciales de galgos. Por ejemplo, el artículo 10, sección 7 incluye una cláusula de exención que exonera a las carreras de galgos de una prohibición por apuestas.

¿No es cierto que los galgos cuentan con tiempo recreacional diariamente?

Aunque es cierto que se les permite estar fuera de sus jaulas por un corto período de tiempo para que hagan sus necesidades, esos momentos solo son unas pocas horas por día. El tiempo que pasan fuera de sus jaulas no justifica el confinamiento que los galgos tienen que soportar. Esta no es forma de tratar a un perro.

¿Las carreras de galgos no están altamente reguladas?

El estado tiene regulaciones mínimas para las carreras de galgos; pero esas regulaciones no previenen que miles de perros tengan vidas miserables de confinamiento o que cientos de ellos se lastimen seriamente.

Las carreras de galgos están auto-reguladas en gran parte y eso no sustituye a una reglamentación pública que prevenga que los perros sean tratados cruelmente por dinero. Los controles existentes han surgido por la insistencia de las organizaciones de protección animal. Esta comunidad humanitaria se ha unido para asegurarse que esta industria moribunda que maltrata a los perros termine para siempre.